Al final todo fluye…

WP_20171108_12_39_19_Pro (2)

Nora hace poco que ha cumplido 11 meses. Vemos muy cerca su primer cumpleaños y hemos querido echar la vista atrás….

Hemos pensado en la velocidad del paso de los días y como ha cambiado nuestra consciencia sobre ello.

Parece que los papás tenemos prisa. Durante el embarazo queremos tenerlo en brazos ya. Una vez que ha nacido queremos que sonría, que crezca, que se voltee, que se siente, que gatee, que se ponga de pie…  ufff que deprisa va todo.

Por todo ello nos apetece pararnos a reflexionar sobre el momento en el que estamos.

Nuestra pequeña sabe muchas cosas. Señala los juguetes que le gustan. Se sienta. Gatea con velocidad. Se pone de pie agarrándose a cualquier cosa con una sola mano. Se mantiene de pie. Mueve el cuerpo siguiendo el ritmo de la música. Aplaude. Llama a mamá y a papá ( a su manera, pero nos llama). Lleva la correa de Turco y le pasea , (también a su manera). Coge el tenedor y se lleva la comida a la boca. Bebe sola de su jarra y de los vasos. Come de casi todo. Saca las manos para quitarse las camisetas y mete el bracito para ponerse los abrigos. Hace pedorretas. Coge libros de su estantería y los trae para que los leamos juntos. Pasa páginas. Sube escalones mientras gatea. Abre cajones. encaja algunas piezas. Da besos. Diferencia personas. Dice no con la cabeza. Imita al “lobo” cuando le dice el abuelo. “Duerme ” a su muñeco. Dice “adiós” con la mano cuando se marcha. Recuerda lugares. Sabe dónde se apaga la luz de la casa de los otros abuelos…..y alguna cosa más…

A veces, nosotros mismos nos hemos agobiado, como buenos padres primerizos, por el desarrollo del aprendizaje de Nora. No sabemos si lo estamos haciendo bien o mal, si vamos demasiado rápidos o demasiado lentos, pero eso sí, lo hacemos lo mejor que podemos y vemos a nuestra hija feliz, muy feliz.

No creemos que exista un método, ni una palabra mágica. Lo que nos ha funcionado es no forzar nada, no insistir demasiado. Cuando ha hecho o descubierto algo nuevo, si que hemos hecho una “megafiesta” reconociendo su esfuerzo y premiando su logro, pero sin prisa, siempre sin prisa.

Así que, padres primerizos, nada de agobiarse. Las cosas salen solas cuando ellos y ellas están preparados. Mientras los logros llegan, !!disfrutadlos¡¡

12 pensamientos en “Al final todo fluye…

  1. Queda muy poco para el añito, como dices es bueno ir sin prisas, sobretodo tener en cuenta que los peques crecen muy rápido y cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo ^_^

    Me gusta

  2. pues aprovecha cada instante cada segundo que el tiempo vuela, pasa rapidísimo.
    Los adultos queremos que corran y no es asi, cada uno a su debido tiempo,
    Cuando ya empiezan a ser mas independiente todo fluye y es mucho mas fácil

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s