Las gallinas felices del abuelo.

WP_20180223_13_47_16_Moment

Pues eso, que las gallinas son felices. Y no, no es que papá vaya a leerles cuentos de Jorge Bucay ni a ponerles música de los Cantajuegos, es que las gallinas del abuelo viven solas en el corral, sin jaulas, sin horarios intensivos de puesta de huevos, sin prisas…. Ellas van a su aire, ahora picoteo los restos de la fruta de casa, ahora me tumbo al sol, ahora persigo a las lombrices del suelo, ahora bebo agua…

Se alimentan de trigo, maíz, cebada, hierba (cuando la hay), trozos de melón y sandía, etc…y sí, también trocitos de pan y gusanitos que le lleva Nora

Y ahora estaréis pensando, ¿porqué os contamos todo esto?, pues porque creemos en la importancia del contacto de los niños con lo animales desde el principio.

Claro que se manchan, claro que pisan cacas, claro que lo intentan coger todo y claro que hasta se ha roto algún huevo en las manos de Nora, pero, la ropa y las manos se limpian y el problema desaparece. En cambio, la experiencia y todo lo que aprenden, se lo llevan para casa y eso, pensamos que es superpositivo para ellos.

Así que ya sabéis, si tenéis cerca una granja, una hípica, un vecino del pueblo que tenga gallinas, un rebaño de ovejas, acercaos sin miedo y disfrutad viendo a vuestros pequeños interactuar con los animalillos.

Bizcocho de queso, pasas y naranja

Papi-papito se ha puesto en plan cocinillas y nos ha hecho un bizcocho buenísimo.

No es que hayamos declarado la guerra a muerte a la bollería industrial, pero a la hora de ofrecer a nuestra pequeña alimentos saludables, preferimos hacerlos nosotros mismos.

wp_20180209_09_51_47_pro_li.jpg

Ingredientes :

  • 3 huevos de las gallinas del abuelo, que son gallinas felices alimentadas con trigo, cebada y maíz, que pasean por el corral (a su bola)
  • 150g de azúcar (esta vez azúcar blanco, pero lo hemos probado también con panela y con azúcar mascabado)
  • una tarrina de queso de untar 0%
  • 200g de harina con preparado de levadura.
  • un puñado de pasas
  • esencia de naranja o ralladura de naranja.
  • WP_20180209_09_51_52_Pro_LI

Receta

En un bol se ponen los huevos y el azúcar y se baten. cuando la mezcla esté lista, se añade el queso y se sigue batiendo sin dejar grumos. Después se añade la harina, poco a poco, y finalmente se añaden las pasas y la ralladura de naranja o la esencia.

Se engrasa un molde con un poco de mantequilla y se espolvorea un poco de harina para que no se pegue.

Horneamos durante 25 minutos a 180 grados y pasado este tiempo, lo dejamos otros 10 minutos a 160 y ya está.

Animaos a probarlo!!!

IMG-20180208-WA0004

Bizcocho de naranja navideño

En nuestro calendario de Adviento teníamos que preparar galletas pero lo hemos cambiado por este genial bizcocho de naranja. Como nos ha gustado tanto os enseñamos la receta, por si os apetece y os animáis a hacerlo.

Ingredientes:

  • Molde de horno, desmoldable.
  • 200gr. Harina
  • 200gr. Azúcar
  • 150ml. Aceite
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 naranja
  • 1 sobre de levadura.

Paso a paso

Lo primero de todo es pelar la naranja y usaremos la mitad de la piel. Quitamos la mayor parte blanca que sea posible y  troceamos en trozos pequeños. En un cazo ponemos azúcar a calentar con agua y cuando empiece a hacerse caramelo, añadimos la naranja cortada.

Apagamos el fuego y removemos.

Cuando se enfríe, extendemos sobre una hoja de silicona o sobre papel de horno y dejamos que enfríe del todo.

Precalentamos el horno a 180°.

En segundo lugar, vamos a preparar la masa del bizcocho. Mezclamos los huevos con el azúcar y removemos bien. Después incorporamos la harina y la levadura tamizadas. Añadimos el yogur, el aceite y el zumo de media naranja.

Por último, incorporamos las pieles de la Naranja medio caramelizadas.

Vertemos toda la masa en el molde y lo metemos en el horno unos 40 minutos a 180°.

Comprobar que esté hecho pinchando en el centro. Cuando esté bien cocinado sacar del horno, dejar enfriar, desmoldar y…… voilà!!!

Nosotros para decorar hemos espolvoreado un poco de azúcar glas por encima, pero podéis decorarlo a vuestro gusto.

IMG_20171206_132549.jpg

Alimentación complementaria «Desde el inicio hasta ahora»

Ya hemos hablado por aquí como fue nuestra iniciación en la  alimentación complementaria

PicsArt_09-26-01.23.33.jpg

Cuando Nora cumplió los 6 meses comenzamos con la alimentación complementaria.

Empezamos con comida triturada que preparabamos nosotros, ya que no nos veíamos preparados para darle alimentos en trozos. Nos asustaba no hacerlo bien y que se pudiera atragantar. También temíamos que el propio miedo nos paralizase y no nos dejara reaccionar.

Por todo eso, creímos que lo más conveniente era empezar así. También utilizamos un mordedura de silicona, para que se fuera familiarizando, pero sin el peligro de que se pudiese atragantar (qué ilusos jeje).

Desde siempre Nora ha comido a nuestro lado y a la vez que nosotros. Para nosotros ha sido muy importante (y creemos que muy bueno) que tuviese la misma rutina que nosotros en las comidas. De esta manera , ya que siempre ha expresado su interés hacia nuestra comida, hemos podido dar respuesta a ese interés…

Cuando tenía 8 meses, más o menos, le dimos a probar un trozo de plátano. Ella nos hizo ver que teníamos que confiar más en ella y en nosotros mismos.

Comenzamos a introducir las frutas en trozos, primero el plátano, después la pera, melón, sandía… Después seguimos con verduras y hortalizas, tómate, brócoli, judías verdes… Poco a poco fuimos leyendo e informándonos más sobre BLW. Cada vez confiabamos más en ella y en su autonomía.

A medida que introduciamos más alimentos en trozos, menos quería la comida triturada…

Tenemos un factor muy importante a nuestro favor y es que nuestra pequeña está totalmente abierta a probar y experimentar con nuevos sabores y texturas… esta niña no hace ascos a nada!!! Nosotros nunca hemos forzado a que comiese nada, desde el principio teníamos claro que si no quería algo, no la obligaríamos…

A día de hoy, sigue comiendo con nosotros y lo mismo que nosotros… excepto cuando comemos algún alimento nuevo para ella. Y por supuesto sigue con su tetilla!!! Lactancia a libre demanda.

Esperamos que nuestra experiencia os pueda ayudar.

Mis sentimientos durante la lactancia…

IMG_20170718_231544

En otros  post ya he hablado de cómo fue el inicio de mi lactancia. Aprovechando la semana mundial de la lactancia, y después de 7 meses y medio, quiero hablaros de mis sentimientos hasta ahora…

Es verdad que el comienzo fue duro pero… qué comienzo no lo es? Las dos teníamos que aprender, conocer nuestro cuerpo y nuestras necesidades, en fin conocernos la una a la otra.

Después del primer mes y medio, en el que pasamos de la lágrima a la sonrisa, todo ha ido rodado. Y es que me gusta, me gustan mucho esos instantes tan nuestros y de nadie más…

Puedo resumir muy bien lo que siento cuando ella mama, para mí es FELICIDAD. Mutuamente nos transmitimos calma, serenidad, paz, relajación… son momentos nuestros en los que a veces hasta se acompasa nuestra respiración y eso… eso es magia, os aseguro que no hay nada mejor en el mundo que esa conexión…

Y es que me gusta hasta cuando está en mis brazos y quiere un “buchito de leche”, como nosotros le decimos, me busca y me tira de la camiseta. Sabe perfectamente lo que quiere y dónde encontrarlo.

Y qué decir de sus caricias, me acaricia la cara, los labios, el cuellos, el pecho, el otro pezoncillo… y yo no puedo dejar de mirar cómo se mueven esos pequeños deditos.

No sé cómo será de exacta la genética pero cuando era pequeñita y tenía sueño me hacia nuditos en el pelo. Pues bien, no me puedo sentir más orgullosa cuando veo que Nora hace lo mismo en su pelito mientras mama… Son nuestros momentos, nos achuchamos, nos queremos, sonreímos, nos damos la mano.

Me siento plena y no lo cambiaría por nada del mundo, aunque tuviese que pasar mil veces por la infección, las perlas de leche, los bultos en el pecho…

Sé que he tenido mucha suerte en sentir todo lo que os he contado y también sé que éstos momentos tienen fecha de caducidad, pero los voy a disfrutar todos, toditos…

Lactancia I

Empezamos un tema que nos dará para más de un post… la lactancia materna.

Desde el embarazo, papipapito y mamimamita teníamos claro que queríamos alimentar a Nora con lactancia materna y, si fuera posible, exclusiva. Como todos sabemos está más que demostrado que es el alimento más completo para un bebé, ya que se adapta a sus necesidades. Durante el embarazo asistimos a charlas informativas en nuestra ciudad en la semana de la lactancia materna. La más interesante fue «La instauración de la lactancia materna: Dificultades más frecuentes durante los primeros días» impartida por una pediatra del hospital.

Cuando nació Nora, por circunstancias del parto, no pudimos realizar piel con piel, pero en cuanto estuvo con mamimamita la pusimos al pecho. En los tres días del hospital apareció una grieta en el pecho izquierdo, por mal agarre. En casa, más tranquilos, seguimos con ello y todo iba bien pero la grieta no cicatrizaba y empezaron unos dolores como si fuesen pinchazos hacia dentro del pecho. Un dolor casi insoportable, que pudimos soportar… Comenzaron en el pezón del pecho izquierdo y a los pocos días se sumó el otro pezón. Me asesoré con la aplicación de móvil lactaapp y con la pagina web http://albalactanciamaterna.org

Fuimos a ver a nuestra matrona (la persona que más nos ha ayudado durante el embarazo, le estamos muy agradecidos) y después de comprobar que el agarre era bueno, nos comentó que podría ser una infección bacteriana en el pezón. Me hizo una extracción manual de leche en ambos pechos para confirmar sus sospechas. Mientras esperábamos los resultados, comencé con Lactanza e ibuprofeno. Tardaron 6 días en darnos los resultados, 6 días con un dolor parecido a agujas clavándose…..

Esto es todo por hoy…. mañana seguimos explicando como terminó este asunto y desde entonces hasta ahora