Voy a ser papá… (la paternidad 1)

Bueno, pues es momento de escribir sobre la paternidad vista desde los ojos de papi-papito. (porque los papás, también pasamos por ella, aunque parezca que no)

Además, creemos que son muchos los papás que se enfrentan a los mismos miedos, emociones, retos, preguntas y por eso os vamos a contar nuestra experiencia.

Empezamos…

Cuando me enteré que mami-mamita estaba embarazada, lo primero que sentí fue miedo. Sí, miedo, mucho miedo. Un miedo terrible. ¿sabría hacerlo?, ¿podría con esto?…creo que son las preguntas que nos hacemos todos. Pasé asustado unas dos semanas, tratando de digerir todo y tratando de visualizar lo que nos esperaba. Así hasta que un día el miedo comenzó a desaparecer. ¿El truco?….

Pues parar en seco y pensar. ¿Soy el único que va a ser padre?, ¿soy el primero?, ¿nadie más ha pasado por esto?…y así, de repente, desaparecieron los miedos y pude empezar a pensar con un poco más de claridad.

Yo confío mucho en mami-mamita y sus criterios a la hora de abordar la maternidad, así que casi me limité a acompañarla en la gestación, pero por otro lado, también empecé a leer (error) y a informarme (error 2) sobre “de qué iba esto de ser padre”.

El acompañamiento, pues en fin, se reducía a estar pendiente de lo que ella me pedía, de intentar hacer un poco más cómodo su día a día. Lo mejor era estar a su lado, al principio, sin parar de preguntarle ¿estas bien?, ¿estas bien?, ¿estás bien?….y luego, embobado mirando cómo crecía,(y a veces se movía) la barrigota.

Y los “errores”, pues con tantísima información suelta por la red, al final terminas alejándote de tus propios criterios y convicciones. Es cierto que algunas cosas no las controlas, pero para eso, casi mejor que leer y releer, es que busques a ese amigo que ha sido padre antes que tú y le preguntes. Verás cómo no estás tan perdido y si él lo ha conseguido, ¿porqué tú no vas a ser capaz?. Y si esto no funciona, piensa en tu propio padre o en tu suegro y verás cómo no lo estás haciendo tan mal. Ellos lo hicieron cómo pudieron, con muchísima menos información y la misma experiencia primeriza que tú.

Para mí, el periodo de gestación fue un continuo descubrir. Intenté comprender lo que era no tener nada de hambre o devorar cualquier cosa que se ponía en el plato. Me sentí agobiado por los vómitos matutinos, vespertinos y nocturnos. Hice de acompañante de todos los paseos que fueron necesarios e intenté apoyarla cuando no tenía ganas de pasear. Escuché dudas, cambios de humor, insomnios, siestas eternas….Fuimos juntos a las clases de preparación al parto, en las cuales, pude comprobar con pena que alguien debería hacer algo para que todos los papás asistiesen a esas clases.

Juntos fuimos a ver carros, a ver cunas, a ver carros y cunas, a comprar bolsos, mantitas, chupetes, a ferias de bebés, a tiendas de bebés..¿os he dicho que fuimos también a mirar carritos? (no os preocupeis futuros papás, es una fase que se pasa antes de que nazca el bebé, luego empiezan otras más divertidas)…

He de contaros que una mañana, cuando íbamos por los 7 meses más o menos, mami-mamita tuvo una pérdida pequeña de líquido. Preparamos todo rápidamente para irnos al hospital porque creíamos que Nora ya venía. Yo acelerado y con la ilusión a tope hasta que mami me dijo que no podía venir en ese momento, porque era muy pequeña, que era peligroso. Eso me hizo darme cuenta de golpe de lo que me esperaba. Creo que hasta entonces no había sido consciente de lo que estaba creciendo en la barriga de mami.

Y así entre estas cosas y muchas otras, pasaron los 9 meses de gestación……….

IMG_20171013_001605

Ikea y la habitación infantil de Nora

Hola a todos en este 2018!!! Lo primero de todo pedir perdón porque hemos estado desaparecidos pero queríamos disfrutar de la Navidad como nunca antes lo hablamos hecho… el año pasado Nora era muy pequeñita, tenía solamente 15 días… este año ha podido participar mucho más!!!

FB_IMG_1509527042492
Debido a que hemos estado más desconectado del blog hoy os queremos traer una super entrada!!! Vamos a hablaros de todos los productos de ikea que tenemos en la habitación infantil de Nora.

 

Comenzamos por los muebles de su habitación. El cambiador GULLIVER , lo hemos utilizado un montón desde el primer día. Cambios de pañales, vestirla y desvestirla. Sus estantes de la parte inferior son muy cómodos. Ayudan a que tengas todo muy a mano y facilitan tus movimientos.  En éstos estantes tenemos los pañales colocados en cajitas organizadoras SKUBB en color blanco y verde. También compramos unos accesorios ONSKLIG que se cuelgan en la barra. Nosotros ahí ponemos las toallitas, la crema, algunos  juguetes.

Para tirar los pañales usamos una papelera SNAPP muy cómoda, ya que para vaciarla sólo tienes que extraer un cubo que lleva dentro y volver a colocarlo en su sitio.

Armario

En los cajones del armario de Nora también usamos las cajas organizadoras SKUBB, de las que hablamos antes para los pañales. Aquí en color negro. En cada cajita colocamos bodys, calcetines, bandanas, polainas, etc. El resto de su ropa la tenemos colgada en las perchas  BAGIS (también en las de Mercadona) O doblada en el estante.

Organización

En la habitación de Nora tenemos una estantería KALLAX de 8 cajones. Ahí tenemos sus peluches, diferentes juguetes, cositas del pelo, cuentos y alguna cosita para decorar. En los dos últimos cajones tenemos dos cajas DRONA.

Lo que ha sido un gran descubrimiento para nosotros es el carrito RASKOG. Lo tenemos en color verde. Hace que puedas tener todo colocado y a su vez tengas fácil acceso a todo lo que hay dentro. Nosotros lo hemos enfocado a la higiene y colocamos los geles y champú, crema hidratante corporal. Pañuelos, toallitas NAPS, colonia, gasas, aceite corporal.

Decoración

Un elemento clave para nosotros en la decoración son los marcos de ikea y para su habitación hemos usado éstos dos tipos RIBBA y VAXBO. En ésta entrada y en esta otra os explicábamos cómo dar un toque personal a los cuadros.

Iluminación WP_20170511_19_07_12_Pro - copia

Si nos seguís en nuestro blog, sabréis que nos gusta dar nuestro toque así que en la lámpara también usamos el modelo de ikea JARA En ésta entrada os contamos cómo la convertimos en una lámpara de cuento y la personalizados con Caperucita Roja.

También usamos una lamparita Dromsym.  Que además de ser muy bonita por su forma de nube da un toque de luz tenue muy guay.

Y aquí terminamos por hoy. Esperamos que os haya gustado…. En las próximas entradas os seguiremos hablando de Ikea pero está vez del resto de cosas que usa Nora.
Muchas gracias por leernos!!!

Nora y Turco

Hoy os vamos a hablar de nuestro perro y algunas cosas que nos han pasado desde que llegó Nora.

Cuando decidimos tener un perro, las cosas se precipitaron un poco. Papipapito siempre estaba diciendo ¿cuando tenemos un perro?¿cuando tenemos un perro?…..y de repente, se alinearon los astros y un amigo nos ofreció un cachorro. No pudimos echarnos atrás y desde hace 2 años y medio, Turco comparte casa, caricias y pelos con nosotros.

Turco es un spaniel bretón muy nervioso cuando sale a la calle, pero totalmente tranquilo en casa. Es inteligente y juguetón. No ladra ni molesta, no es nada agresivo (más bien un poco cobardica) y sobretodo muy, muy cariñoso.

Nunca pensamos entonces lo que podría suceder a la hora de tener un hijo ni lo que conllevaría el tema perro-niño hasta que Nora comenzó a crecer en la barriga de Mamimamita.

Los primeros miedos tuvieron que ver con los celos por parte de Turco… ¿y si la muerde?. La respuesta vino rápido. Tenemos una sobrina de 4 años que se ha criado prácticamente con el perro y nunca ha habido ningún tipo de comportamiento extraño por su parte, al contrario, es todo mimos, lametazos y juego. Además, pensamos que si nuestro perro nunca ha sido agresivo, ¿porqué iba a serlo con la llegada de Nora?. (en otro post os contaremos la llegada de Nora a casa y la presentación formal Nora-Turco, Turco-Nora)

También nos preguntamos por la higiene y la limpieza. Leímos, preguntamos, y lo más importante, aplicamos sentido común. El perro lleva las vacunas al día, toma pastillas desparasitantes cada poco tiempo, tenemos contacto directo con el veterinario, intentamos tenerlo limpio, cuidamos de que nunca esté en contacto con los juguetes de Nora, etc. Con todo esto no quiere decir que la pequeña esté totalmente protegida, pero, de momento nos está funcionando.

Nora ya empieza a interactuar con el perro. Le mira, le ofrece las manos, el perro se acerca, la olfatea….cuando Nora está en su hamaca, Turco pasa a su lado, la empuja con el hocico en el culete, se tumba cerquita…la verdad es que es una gozada verlos juntos.

12362723_10153849780044390_5143527567229863857_o

La matronatación…

Queremos hablaros sobre la matronatación, arte y disciplina que prepara a los bebés para “nosecuantas” cosas de la vida futura, además de ser saludable y hasta aconsejable, pero…..

Hemos visitado algunos sitios en nuestra ciudad donde imparten éstas clases para informarnos. En casi todos nos han contado que pueden empezar a partir de los 4 meses, que están preparados para esto y más. Lo teníamos bastante decidido, pero esta misma mañana cuando hemos ido a vacunar a Nora de los 4 meses, se nos ha ocurrido preguntar a la pediatra (que por cierto es la caña).

Nos ha dicho, con estupendísimo criterio, que es una decisión propia de los padres, como los agujeros de las orejas y que somos nosotros los que debemos valorar y decidir.

Como pediatra, nos ha dicho que quizá es un poco pronto, que los alrededores de una piscina son lugares húmedos, donde hay productos químicos (cloro), hay más facilidad de contagiarse de hongos (no por falta de higiene, sino por el entorno en sí), la piel de nuestra bebé, y la de todos, es muy delicada todavía, que con 4 meses aún no están vacunados del todo…. En definitiva, que si es para chapotear un poco, pues sí, pero que lo ve un poco precipitado.

Y en eso estamos… Hemos pensado en esperar otros dos meses, hasta los 6.

Total, si lleva sin nadar desde que nació, quizá puede esperar un poco más…